Anuncio cabecera Longines

El rompecabezas de Clément

By on 26 noviembre, 2014
arnaud clement

Arnaud Clément capitán francés

La plantilla más equilibrada del mundo no fue capaz de conquistar la Copa Davis. Como en la época del Real Madrid Galáctico, en la que muchos nombres no significaron garantía de éxito, esta vez ha sido Arnaud Clément el que no ha sabido confeccionar un equipo campeón, pese a contar con todos los ingredientes para ello. Un estadio a su elección, una superficie de su gusto, el apoyo del mayor aforo nunca visto en una pista de tenis y un equipo conformado por una generación irrepetible: un líder con esencia de top-10 como Jo-Wilfried Tsonga, tres escuderos perfectamente capacitados como Gael Monfils, Gilles Simon y Richard Gasquet y, por último, un dobles consolidado como Julien Benneteau y Edouard Roger-Vasselin para el sábado, con hasta la opción de echar mano de otro clásico en la modalidad como Michael Llodra. Además de esto, una semana más de adaptación que sus rivales y quince días de descanso para sus integrantes, los cuales dieron la espalda a la gira indoor para centrarse en levantar la Ensaladera. Entonces, ¿qué falló?

Sólo pueden ir cinco, uno en calidad de reserva. Tsonga parecía fijo por historial, cualidades y personalidad, al igual que Monfils, uno de esos jugadores que se crecen y se transforman en calderas donde arde el fuego patrio. Dos decisiones que cualquier aficionado hubiese tomado sin dudarlo, a partir de aquí, el resto del elenco quedaba en manos de la jerarquía del capitán. La respuesta de Arnaud fue prescindir de Roger-Vasselin, el 50% de la mejor dupla francesa actual, y de Simon, quien había cosechado sus mejores resultados en los últimos dos meses de competición. Como recambio, Clement situó a Benneteau para asegurar la presencia de un doblista experimentado y de Gasquet. El de Beziers, que acudía al reto como última pieza del rompecabezas, no sabía la que se le venía encima.

Ambiente en las gradas copa davis francia

Ambiente en las gradas


De ocupar un papel de relleno a vestirse de protagonista. Un hombre que empezó la temporada como novena raqueta mundial y la ha terminado como vigésimo sexta, alguien que sumaba un solo triunfo ante el top-10 en todo el curso o el único francés de todos los disponibles sin títulos esta temporada y con peor ranking de antemano. Son sólo algunos datos del pupilo de Sergi Bruguera. Su registro en tierra batida durante el curso indicaba cuatro victorias, además de una nefasta actuación en todos los Grand Slams, donde no pasó de la primera semana en ninguno. “Pero ganó la medalla de bronce con Benneteau”, decían los más entusiastas. Se les olvidaba que en Copa Davis simbolizaban una pareja inédita. Visto cómo vino y visto cómo se fue, solo podemos decir que la carrera profesional de Richard Gasquet ha dado un paso atrás. Entonces, ¿qué carajo hacía en Lille?

Solamente la cabeza de Arnaud Clément lo sabe. Si su idea era sacarse un comodín en caso de lesión de uno de los individuales, entonces acertó. Tsonga transformó los silbidos en dolores y sacó bandera blanca, olvidándose del rojo y del azul que dibujaban las casi 28.000 personas allí presentes. Al ruedo Gasquet que, tras hacernos añorar a Roger-Vasselin el día anterior, ahora nos haría recordar a un Monfils, un Simon o hasta el propio Benneteau. Cualquiera hubiera sembrado mejores semillas a una Davis que, inevitablemente, ya había echado raíces bajo las vitrinas suizas. Atrás quedaba la tunda a los vigentes bicampeones en semifinales, donde todo el mundo puso su granito de arena para despedir a Berdych y Stepanek. Insuficiente ante Suiza. Federer y Wawrinka actuaron como número dos y cuatro del mundo y elevaron a su nación a un cielo jamás habitado.

En un contexto futbolístico, como el campo en el que se hallaban, Stan hizo la jugada y Roger metió el gol. Al otro lado del ring, con ‘Alí’ derrotado y los albornoces sin estrenar, la tropa francesa hizo alarde de su fama de perdedores y visitaron una temporada más su acreditado purgatorio. Esta vez, ellos se lo buscaron.

4 Comments

  1. Oliver

    26 noviembre, 2014 at 15:43

    Siempre es fácil hablar a posteriori. Si Clement hubiera seguido fielmente el ranking, se le hubiera tildado de poco valiente. Gasquet es un jugador de tierra y no peor que Simon. Lo del doble es más extraño, pero tampoco es que Roger-Vasselin sea un crack. En el dobles, basta que se pongan a jugar los mejores de individuales para que a tanto pretendido doblista se le vean las vergüenzas. Y Federer y Wawrinka, que también han perdido unos cuantos dobles, tienen un oro olímpico, sacan que no veas y la voleita del de Basilea nos es a todos bien conocida. La realidad es que Francia tiene un gran equipo, pero si Federer y Wawrinka tienen el fin de semana…

    • m a zubiarrain

      26 noviembre, 2014 at 17:25

      Creo que las criticas que hace F Murciego son contra Clement y Gasquet. Pienso que son acertadas. Simon en tierra pinta poco y los errores más graves para mi fue sacar a Vasselin del doble y meter a Gasquet a jugar contra Federer siendo un gran perdedor por todos conocido.

    • fernando murciego

      26 noviembre, 2014 at 18:22

      Escribo a posteriori porque no voy a criticar algo antes de que ocurra. Simplemente es un análisis de las decisiones de Clément, las cuales para mi, tuvieron gran peso en la eliminatoria en contra de Francia.
      Partimos de que la superficie elegida fue para perjudicar al rival (??) en vez de para favorecer a los suyos. Tsonga, un título en 2014 (cemento), Monfils, un título en 2014 (cemento), Simon, uma final en 2014 (cemento)… solo Benneteu-Vasselin fueron campeones este año en arcilla (¡y en Roland Garros!) Ay precisamente fueron la pareja que Clément decidió romper, sabiendo que en el dobles era el único punto que partían con ventaja.
      A cambio llevó a Gasquet, en plena decadencia y con todos los datos negativos que antes he mencionado. No sé si con otro equipo lo hubiese hecho mejor, ya que ni Tsonga dio la talla, lo que sí es cierto, y ya a toro pasado, es que algunas decisiones tomadas en el propio seno francés perjudicaron al conjunto galo

      • Jordi

        26 noviembre, 2014 at 22:58

        De todos es sabido que la temporada de Gasquet ha sido nefasta y ponerlo en una final de copa Davis como protagonista principal es una caga y de las gordes. Si fuera francès,pediria la cabeza de Clement,imperdonable.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista de Tenis Grand Slam. Noticias de Tenis. pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache