Daniil Medvedev: La inquebrantable pared rusa que sigue dominando en Nueva York

By on 10 septiembre, 2020

Por: Juan Diego Llosa

¿Quién podrá parar a Medvedev? Sinceramente no recuerdo a ningún jugador con las características de este joven ruso. Si bien no tiene un tenis vistoso desde el lado estético, es una pared capaz de traer de vuelta cada propuesta del rival y tiene una virtud que, a lo mejor, es la más importante en el tenis: ganar. Ganar bien o ganar mal. Pero en fin, ganar.

Si no pudiste ver el partido y te enteraste mediante tu aplicación de resultados deportivos que Medvedev venció 3-0 a Rublev, no cometas el error de pensar que fue una paliza de parte del finalista del US Open del año pasado. Lo que se vivió hoy en el Estadio Arthur Ashe de Nueva York fue una auténtica guerra fría entre dos soviéticos en suelo americano. Si no lo puedes ver completo, te recomiendo buscar el resumen.

(Photo by Simon Bruty/USTA)

En el primer parcial no pudieron sacarse ventajas en ningún momento y tuvieron que definir todo en el desempate. Ahí fue Rublev quien golpeó primero y dispuso de tres puntos de set tras ponerse 6-3 rápidamente. Pero ahí apareció la pared, esa máquina que no solo no falla sino que también sabe disparar cuando encuentra el hueco. Medvedev lo igualó y con una llegada imposible se puso él a un punto de cerrar el set. Rublev al fin mostró alguna emoción y rompió en rabia al ver cómo se le escapaba de las manos la oportunidad de ponerse 1-0 contra su compatriota. Saque directo y listo. Set para Daniil.

El golpe anímico para Rublev fue evidente. El ruso entrenado por el español Fernando Vicente salió un poco apurado en el segundo set y lo pagó caro. A Medvedev le alcanzó un quiebre para ponerse más cerca de las semifinales del torneo.

Pero nada estaba dicho todavía, faltaba cerrar el partido, que a veces suele ser lo más difícil. Pero no fue el caso. El tercer parcial fue más parecido al primero que al segundo, pero también fue Daniil quien se impuso en el tie break y quien se quedó con la victoria. Si bien ambos jugadores no suelen mostrar muchas expresiones mientras compiten, Medvedev lanzó un grito al aire muy fuerte para celebrar su triunfo. Luego declaró que no celebraba así hace más de un año, pero que fue un partido muy duro ya que hubieron dos sets que se definieron en un solo punto.

Probablemente el tenis ya esté cambiando y me da la impresión de que el futuro se parece bastante a lo que vimos esta tarde en Nueva York. Un tenis en el cual la defensa es la clave para ganar, pero con la habilidad de ir a por el tiro ganador cada vez que se logre encontrar el espacio vacío. Ambos jugadores lograron tener más tiros ganadores que errores no forzados y esa podría ser la clave del éxito deportivo que están atravesando.

(Photo by Pete Staples/USTA)

El tenis ruso vuelve a disfrutar de grandes representantes después de algunos años sin alegrías. Estas jóvenes promesas (no olvidarnos de Khachanov) han devuelto a los soviéticos al lugar al que pertenecen, ese que alguna vez ocuparon jugadores como Kafelnikov, Safín y Davydenko.

Ahora Medvedev, quien todavía no ha perdido ningún set en el torneo, enfrentará al ganador del partido entre Dominic Thiem y Alex de Miñaur. Veremos si alguno de los dos es capaz de evitar que la “pared” vuelva a jugar el último partido del US Open.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *