La Copa Sevilla estrenará la tierra roja como el Challenger más prestigioso de los de mayor historia

By on 4 julio, 2024


El torneo se aúpa entre los grandes y se disputará del 1 al 7 de septiembre

  • El del R.C.T. Betis estará entre los 16 eventos más importantes de Europa
  • Seis protagonistas del ATP Challenger Tour 2023 se batieron en Sevilla


Dentro de dos meses la pelota comenzará a botar en la 61ª Copa Sevilla, que se celebrará del 1 al 7 de septiembre de 2024.
Será una edición inédita, ya que se trata de la primera que se va a disputar sobre la recién
instalada tierra batida roja en el Real Club de Tenis Betis.


El ATP Challenger de Sevilla se queda en solitario esta temporada, con su renovada
categoría 125, como el Challenger de mayor y continuada historia en el mundo de máxima dotación de puntos y premios.
La Copa Sevilla se ubica en un calendario de alrededor de 200 ATP Challenger (166 hasta
finales de septiembre), siendo uno de los 35 de mayor prestigio, en función de su categoría 125 y tras los de rango superior de 175.
De la treintena de eventos 125, el del Real Club de Tenis Betis es uno de los 12 mejores de
Europa sobre tierra.
Si atendemos al calendario doméstico, la Copa Sevilla volverá a ser el undécimo ATP
Challenger de la temporada española, que consta de quince citas -dos de ellas en Andalucía-, siendo el quinto sobre tierra y el de mayor categoría. El torneo de tenis sevillano es el cuarto internacional de mayor envergadura en nuestro país (tercero sobre tierra), tras el ATP Masters 1000 de Madrid, el ATP 500 de Barcelona y el ATP 250 de Mallorca.
La Copa Sevilla entra en su 61ª edición como torneo, originalmente denominado Concurso
Internacional Copa Sevilla (1963), siendo la 33ª dentro del ATP Challenger Tour. El circuito se encuentra en su campaña número 47ª, siendo la 44ª desde que se incorporaron los primeros Challenger en España, ya que en las tres primeras ediciones no hubo sede alguna en nuestro país.
En el ATP Challenger Tour 2023, donde fueron 46 los países de todo el mundo que albergaron algún torneo de esta división, hubo tenistas de 33 naciones que levantaron títulos: los
franceses alzaron 27 -mayor número de títulos conseguidos por tenistas de un mismo país en un año-, por los 21 que obtuvieron los argentinos (lograron el récord en 2022 con 23 triunfos) y los 17 cosechados por italianos y estadounidenses.

De manera individual, el jugador que más Challenger sumó en 2023 fue el argentino Mariano Navone, que ganó cinco en seis finales; seguido por su compatriota Facundo Díaz Acosta, quien, junto a otros tres tenistas, ganó cuatro títulos.
Facundo, además, fue el segundo con mejores estadísticas de la temporada, con 44 victorias
y 16 derrotas (su paisano Francisco Comesaña cerró con 45-21). Díaz Acosta, como Federico
Delbonis, que también sumó un título al éxito argentino, estuvieron presentes en el cuadro final de la Copa Sevilla 2023.
Facundo partió en el Tenis Betis como número 4 y cayó de forma ajustada en octavos de final
ante el francés Valentin Royer. Royer fue uno de los tres franceses semifinalistas, junto a Hugo Gaston (5) y Calvin Hemery, que acabó subcampeón.
Precisamente Gaston fue uno de los 7 mejores franceses del circuito en 2023, logrando 2 de
los títulos. Y Manuel Guinard, que sumó uno para Francia, también estuvo en Sevilla.
Alessandro Giannessi -cuartofinalista en Sevilla- y Raul Brancaccio -también en el cuadro final sevillano-, ambos con un título, contribuyeron a los 17 de Italia en el pasado ejercicio.
Y el sexto protagonista del circuito en 2023 sería el granadino Roberto Carballés, ya que
como los galos Arthur Fils y Ugo Humbert dobló éxito, con victorias en el ATP Tour y en el ATP Challenger Tour en la misma campaña. Roberto ganó el ATP 250 de Marrakech y revalidó su triunfo en la Copa Sevilla.
La de Carballés (tercera final seguida en el Tenis Betis) era la cuarta victoria consecutiva de un español en la Copa Sevilla, después de tres finales anteriores con absoluto protagonismo español y andaluz: Carballés-Bernabé Zapata en 2022, Pedro Martínez-Carballés en 2021 y Alejandro Davidovich-Jaume Munar en 2019; que rompían con lo acontecido en 2018, algo casi inédito, cuando dos jugadores procedentes de la fase previa se jugaron el título que el belga Kimmer Coppejans ganó al eslovaco Alex Molcan, en una edición donde solo un español alcanzó
los cuartos de final, Sergio Gutiérrez Ferrol.
La 61ª Copa Sevilla volverá a entregar 125 puntos al campeón (75 para el finalista), lo que
podría suponer a un jugador ascender entre veinte y treinta posiciones en la clasificación mundial.
Gracias a la dotación del torneo, en 2023, de la Copa Sevilla salieron tres jóvenes con su
mejor ranking histórico: el jugador de Copa Davis de Kazajistán, Timofey Skatov, y las esperanzas españolas Pablo Llamas y Dani Rincón. Además, el valenciano Carlos López Montagud ganó 98 posiciones y los franceses Calvin Hemery y Valentin Royer 64 y 57, respectivamente.
Tras sumar en Sevilla, los grandes ascensos históricos siguen siendo los del noruego Casper Ruud, 176 posiciones cuando ganó en 2016; el argentino Pedro Cachín que escaló 82 puestos al vencer en 2015, el belga Coppejans se aupó 80 lugares tras ganar en 2018 y el canadiense Felix Auger-Aliassime, cuya victoria en 2017 le proyectó 58 puestos más arriba en el ranking mundial.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.