Virginia Ruano: «En el Espinar hemos vuelto a hacer tenis, como a Pedro le gustaría»

By on 16 agosto, 2021

Por Alejandro Pérez

Virginia Ruano (Madrid, 1973) ha cumplido, este 2021, 11 años en la dirección del Open Castilla y León – Villa de El Espinar. La pandemia de la COVID-19 provocó la cancelación del Challenger más antiguo de España en 2020 y, 12 meses después, Virginia ha completado su décimo torneo. La edición, finalizada hace dos semanas, ha sido diferente, especial, emotiva y quizá a medio gas.

Diferente, especial y emotiva porque ha sido el primer torneo celebrado tras el fallecimiento, el pasado enero por COVID, de su fundador y presidente de Honor Pedro Muñoz. A medio gas porque solo se ha podido
celebrar el torneo ATP Challenger. El cuadro ITF femenino de 25k dólares y el torneo cadetes se han quedado por el camino.

Tras el último partido, la final individual, Virginia Ruano se sentó en las instalaciones del torneo con Grand Slam de Tenis para repasar el torneo que acaba de concluir, el futuro inmediato y el balance de estos 11 años y 10 ediciones dirigidas.

Virginia Ruano y Feliciano López, en el sorteo del cuadro final

Pregunta: En 2010 llegó a la Dirección del Open Castilla y León – Villa de El Espinar, hace 11 años. Acaba de concluir su décimo cuadro como directora en una edición diferente y muy especial. ¿Qué análisis hace del torneo que ha terminado?

Respuesta: “Ha sido un año complicado, muy difícil. Primero porque tras un año de parón es muy complicado retomar la actividad y encima con una pandemia de por medio. Además, en este tiempo, se ha ido Pedro Muñoz y ha sido muy duro. Organizativamente hablando hace dos meses no sabíamos si podríamos organizarlo y, en su caso, cómo podríamos. Lo hemos levantado todo en poco tiempo, dejándonos a las chicas (ITF 25k dólares) y los cadetes por el camino. Al final, cuando lo ves montado ya sabes que tienes torneo. Por ese lado, el balance ha sido muy positivo. La organización ha funcionado muy bien. Además, era un poco más fácil
al no haber tanto volumen de gente. El supervisor ATP nos ha felicitado porque ha sido el mejor año, organizativamente hablando, para él.”.


P: Lo mejor ha sido volver a ver tenis. Lo peor, por supuesto, la pérdida de Pedro Muñoz y, después, no poder hacer el torneo femenino y los cadetes.
R: “Te queda buen sabor de boca porque se ha disfrutado del tenis, con la presencia de Feliciano López que ha atraído gente. Hemos tenido un gran nivel de tenis y una gran final. Ha venido bastante gente durante toda la semana. Te queda el mal sabor de boca de todo lo que te has dejado y, sobre todo, la ausencia de Pedro, que se ha notado en todo momento. Lo mejor ha sido volver a hacer tenis, como a él le gustaría y haber tenido toda esta gente durante esta semana. Estoy contenta”.


P: Superado el regreso, toca mirar al futuro. Vivimos un momento clave en el torneo: tras 34 años al frente, el fundador, alma y presidente de Honor del torneo, Pedro Muñoz, falleció el pasado enero por la COVID-19. ¿Qué perspectivas de futuro tiene el torneo de El Espinar?

R: “Su hija Mónica, en el homenaje a Pedro, dijo que esto (la pérdida de su padre) es un punto de inflexión. Pedro ha estado toda la vida y, desde ahora, no estará. Es un punto de inflexión sobre si se sigue o no. Este año había que hacerlo sí o sí. Es el primer año que estoy aquí en que he visto a todas las instituciones muy volcadas con el torneo, sintiéndolo suyo. Se nos ha ido el alma del torneo y no lo queremos perder. Es muy importante que las instituciones estén volcadas. El torneo es suyo, de toda la gente de Castilla y León y es un gran escaparate. Ahora realmente lo quieren reafirmar. Espero que esas palabras (de las instituciones) no caigan en saco roto. Al despedirme del alcalde, me ha dicho que cuándo nos sentamos y creo que es la primera vez que me dice que si nos vemos la semana que viene para ver cómo podemos crecer: volver con las chicas ITF 25k femenino), los cadetes y tener un gran torneo masculino y femenino. Todo ello me alegra y me da ganas de seguir. Sin ese apoyo (institucional) es casi imposible y sin ellos esto no va para adelante. Ver a todas las instituciones volcadas con el
torneo te hace soñar. La siguiente edición será un sueño. Sueñas con ejorar, no con tener el torneo. Sueñas con tener un gran evento.


P: Ha cumplido 11 años como directora y 10 torneos dirigidos. Desde 2010 hasta 2021. ¿Qué análisis hace de este periodo?:
R: “La evolución ha sido entrecortada. Cogí el torneo con la gran crisis. Si lo llego a saber habría seguido jugando un par de años más (risas). Nos llegaron los peores años, aguantamos y tenemos que estar orgullosos de ello. Cuando empezamos a crecer, creando el torneo femenino y trayendo su cuadro cada vez más cerca primero en Madrona, luego Segovia y ya El
Espinar, nos llega la pandemia. Son valoraciones entrecortadas. Lo importante es que seguimos aquí, en pie. Este año hemos tenido un gran torneo pese a las dificultades. Es la valoración más positiva que puedo hacer. Esto es como jugar al tenis: estás ahí, lo luchas y hemos ganado en el tercero 7-6. Ha sido duro, pero lo hemos ganado. La siguiente edición será
soñar con lo que merece este torneo de 35 años de antigüedad”.

P: Muchísimas gracias y muchas felicidades. Espero que el año que viene estemos de nuevo aquí sentados.
R: Ojalá que sí, muchas gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *