Roland Garros ya tiene su estatua en el estadio parisino que lleva su nombre

By on 12 abril, 2021

En el marco de la remodelación del complejo del estadio, se erigió una estatua del aviador Roland Garros en presencia de Gilles Moretton, presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), y de Caroline Brisset, la artista que creó la escultura.

La estatua ha sido erigida por la FFT en homenaje al pionero de la aviación francesa y héroe de la Primera Guerra Mundial, que dio su nombre al complejo del estadio. Realizada en acero y de más de seis metros de altura, se inspira en una fotografía de Roland Garros apoyado sobre sus codos en la cabina de un avión. Se titula «El Besador de Nubes», apodo dado a Roland Garros por sus atrevidas hazañas, entre las que se encuentra el haber sido el primer hombre en cruzar el Mediterráneo en avión.

La estatua se situará en la recién creada Plaza del Aviador, en la Puerta 1, la nueva entrada del público al Stade Roland-Garros.

Nacida en 1988, Caroline Brisset es una artista y escultora francesa que utiliza el metal en todas sus formas en sus esculturas.

Installation de la statue de l’Aviateur, Roland-Garros 2021, Photo : Christophe Guibbaud / FFT

Caroline Brisset dijo: «El aviador Roland Garros es una gran inspiración para mí porque tenía un aire de calma pero también era un soñador, por eso me siento cerca de él. A su manera, se perdía en las nubes, y eso tiene su poesía. Intenté acercarme lo más posible a él para que mi representación fuera lo más sincera posible. Es uno de los retos más difíciles que he tenido. El proyecto me ha llegado al corazón porque mi abuelo también fue aviador y voló en el mismo escuadrón que Roland Garros: «L’Escadrille des Cigognes». Por eso puse mucho corazón en este proyecto».

El Presidente de la FFT, Gilles Moretton, dijo: «Estamos muy orgullosos de estar aquí hoy para dar la bienvenida a esta maravillosa estatua, creada por Caroline Brisset, una artista de gran talento con un don para emocionar a la gente. Esta escultura es un bello homenaje a Roland Garros y es muy merecido, dada su condición de pionero de la aviación y héroe de la Primera Guerra Mundial. Nos permitirá ofrecer un saludo duradero a un hombre extraordinario que dio su nombre tanto a nuestro torneo como a nuestro estadio».

¿Quién era Roland Garros?

A los 11 años, se fue solo de casa para estudiar en París. Lejos del hogar familiar, se independizó rápidamente y se forjó un fuerte temperamento. Graduado en la HEC y deportista consumado, descubrió el mundo de la aviación a los 21 años y se obsesionó rápidamente con estas máquinas. Poco después, pilotó sus primeros vuelos y cosechó un éxito tras otro. Su primera hazaña notable fue cruzar el Mediterráneo a bordo de un Morane-Saulnier en 1913. Despegó de Saint-Raphaël y aterrizó en Túnez tras 7 horas y 47 minutos de vuelo.

Esta hazaña le valió una fantástica reputación. Cuando estalla la Primera Guerra Mundial en 1914, se le considera el mejor piloto del mundo. Decidió alistarse para la duración del conflicto.

Visionario excepcional, estaba convencido de que la aviación desempeñaría un papel importante en el ejército. Participó en el desarrollo de un arma inédita: un sistema de disparo colocado entre las palas de la hélice de un avión. Roland Garros se convirtió así en el primer piloto de caza de la historia.

Prisionero de guerra, consiguió, tras varios intentos y tres años de cautiverio, escapar de un campo en Alemania. Pero su experiencia no le impidió volver al frente. El 5 de octubre de 1918, la víspera de su 30º cumpleaños, su avión fue derribado en las Ardenas.

¿Por qué el estadio recibió el nombre de Roland Garros en 1928?

No cabe duda de la importancia del legado de los Mousquetaires. Además de sus seis victorias en la Copa Davis (de 1927 a 1932), Jacques Brugnon, Jean Borotra, Henri Cochet y René Lacoste también estuvieron detrás de la creación del estadio de Roland Garros, gracias a su primera victoria en Filadelfia en 1927. Para recibir a Estados Unidos en la final de la Copa Davis de 1928, Francia necesitaba una pista digna de esta prestigiosa competición. El estadio de tenis se construyó en un terreno de tres hectáreas en la Porte d’Auteuil, que fue donado por el Stade Français. El presidente de este legendario club, Émile Lesieur, sólo tenía una petición: que el estadio llevara el nombre de su amigo y antiguo socio del club, al que había conocido en las aulas del HEC, un tal Roland Garros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *