Pablo Carreño: “Este año el objetivo principal es competir”

By on 23 julio, 2020

  • El tenista de Wilson pasó el confinamiento solo en su piso de Barcelona y se prepara a conciencia para poder volver a competir en la gira americana si la situación lo permite
  • “Cambiar de continente y de superficie en apenas un día es imposible, pero hay que adaptarse. Es un momento excepcional”, asegura el tenista
  • Carreño ha sido uno de los protagonistas del Wilson Fit Challenge, una matinal de tenis en la que ha competido frente a los mejores júniors de Wilson

Presente y futuro del tenis español se citaron de la mano de Wilson y con la colaboración de Tennis Point en el Centre Atlètic Laietana de Mataró para disputar una matinal de tenis emocionante: el Wilson Fit Challenge. Un duelo de familia Wilson entre tenistas profesionales y júniors con la participación de nombres propios como los del tenista asturiano que llegó a ser Top-10 Pablo Carreño, Roberto Carballés, Jorge Plans, Mario Gonzalez o Victoria Jiménez, flamante campeona del Open de Australia júnior.

Semifinalista en el US Open 2012 y cuartofinalista en Roland Garros, Pablo Carreño sabe muy bien lo que es regresar a la competición después de un parón forzoso. En el 2012 una hernia discal le obligó a pasar por el quirófano y le tuvo parado siete meses. Se vio obligado a empezar prácticamente desde cero, protagonizó una escalada de ranking de récord, llegó a colocarse en el Top-10 en el 2017 y ahora trabaja a conciencia para volver a competir, si la pandemia lo permite, en la gira americana.

Aprovechando su presencia en el Wilson Fit Challenge, Carreño compartió algunas reflexiones sobre su confinamiento, como prepara la temporada y cuáles son sus objetivos este 2020 tan complicado.

¿Cómo ha vivido el confinamiento?
Ha sido difícil, como para todo el mundo, pero creo que lo he llevado bien. Lo pasé solo en mi casa en Barcelona, intentando hacer deporte con mi preparador físico, aunque no tenía nada que ver con lo que estamos acostumbrados a hacer. No me aburrí en ningún momento, siempre tenia cosas que hacer y me marqué muchas rutinas: me despertaba a la misma hora, me acostaba siempre a una hora prudente, quedaba con mi preparador físico para trabajar siempre a la misma hora y eso me ayudaba a organizar-me el dia. La vuelta a la normalidad fue muy dura físicamente, pero a nivel mental fue un alivio poder salir de casa y hacer algo de tenis.

Con esta situación de incertidumbre, ¿cómo se plantea lo que queda de temporada?
Es difícil plantearse la temporada porque todavía no sabemos si podremos jugar o no. En teoría empezamos en Estados Unidos a finales de agosto, pero en Estados Unidos ahora están bastante mal a nivel de contagios y no sé si se podrá competir. Ojalá se pueda jugar, pero siempre con las condiciones necesarias de seguridad. Espero que mejore la situación y podamos jugar agosto, septiembre, octubre y acabar el año de una manera más o menos normal. Nos iría a todos muy bien.

Carreño y Carballés

El calendario es incierto e inédito, con un Grand Slam como Roland Garros en septiembre, obligando a pasar de pista rápida a tierra batida en tiempo récord…
Es evidente que no es el mejor calendario posible y que hay cosas que no van bien para los deportistas porque cambiar de continente y de superficie en apenas un día es imposible, pero hay que adaptarse a la situación. Es un momento excepcional y si te va bien en el US Open y eso provoca que no puedas jugar en Madrid, pues bienvenido sea que te haya ido bien en el US Open.

¿Con qué calendario está trabajando?
Si todo va bien yo empezaría en Cincinatti y US Open y depende de resultados haría Madrid, Roma y Roland Garros. Intentaría jugar todo y partir de ahí si van bien los resultados igual descanso en alguno de los torneos. Iríamos un poco sobre la marcha, esperando a ver también como reacciona el cuerpo después de haber estado tantas semanas sin competir.

¿Qué objetivos se ha marcado?
Objetivos a nivel de resultados no me marco ninguno porque es una situación excepcional, no sabemos ni si vamos a poder jugar, así que el reto es poder competir algo e intentar sacar este año como se pueda. A nivel de ranking no va cambiar mucho porque con el nuevo ranking que ha sacado la ATP no vamos a perder puntos. El objetivo principal es competir.

Hay otros deportes, como el fútbol, que arrancaron hace semanas, aún siendo deportes de contacto.
Sí, el futbol es un deporte de contacto pero están jugando las ligas de cada país, lo que hace que no tengan que viajar entre países y eso se puede controlar mucho más. En el tenis tenemos que viajar prácticamente todas las semanas, a todos los países del mundo, moviéndonos de continente y eso complica muchísimo las cosas.

Pedro Martínez y Mario González y Arantxa Rus y Victoria Jiménez se imponen en el Wilson Fit Challenge
Las parejas formadas por Pedro Martínez y Mario González, en categoría masculina, y Arantxa Rus y Victoria Jiménez en la femenina, se proclamaron vencedores del Wilson Fit Challenge disputado en el Centre Atlètic Laietana de Mataró con la colaboración de Tennis Point. Fue una matinal de tenis a ritmo frenético, de partidos a cuarenta puntos, en el que tomaron parte profesionales como Carreño y júniors como la andorrana y flamante campeona del Australian Open júnior Victoria Jiménez. Además de los vencedores y Carreño, también participaron en este evento Roberto Carballes, Jorge Plans, Alex Padró, Marina Bassols, Anne Mintegui, Marta Custic y Jordina Cegarra.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *