Anuncio cabecera Longines

No hay dudas con el #VAR de Roberto Carretero

By on 1 abril, 2019

Roberto Carretero es sin duda uno de los personajes más conocidos y apreciados del tenis español. Campeón junior de Roland Garros en 1993 y del Masters 1.000 de Hamburgo en 1996, lleva durante muchos años siendo la voz del tenis en Canal Plus primero y Movistar después junto a José Antonio Mielgo, además de eterno deportista, no es raro encontrarlo subido a una bici. Ahora ha abierto un nuevo campo de actividad en el gremio de la hostelería abriendo #TheVar (Calle Uruguay número 1. Madrid).

Roberto se define como un ‘culo inquieto’: ha montado proyectos tenísticos, musicales… Y hace un año decidió junto a su gran amigo Juan Ramón Aparicio  iniciarse en la hostelería. Para Roberto si era una iniciativa novedosa, pero Juan Ramón sí lleva toda su vida en el ramo llegando a ser según Roberto, un ‘artista dentro y fuera de la barra”. Con él, con Héctor García Ares como jefe de cocina, con José Ramón Ara Pardo y con Luis Álvarez Sánchez como equipo llevaron a cabo el empeño de abrir #TheVar. Pusieron manos a la obra y en tres meses, el 22 de diciembre de 2018, el local abría sus puertas.

 

¿Y qué es #TheVar? Según el propio Roberto, es un local cuyo concepto último es conseguir que la gente esté a gusto. Es una cervecería-marisquería, con barra y salones. Y que sea algo desenfadado porque el empeño principal es el cuidado y el trabajo por la comodidad del cliente. Roberto quiere que en #TheVar, se coma muy bien, que no sea excesivamente caro y que sea un sitio de reunión entre gente en el que siempre se esté a gusto. Tiene barra y mesas y un piso inferior con salones que también se pueden contratar y, en temporada de verano, terraza. La carta de marisquería es amplia y se ofrecen buenas cantidades de comida tradicional preparada con mimo y acierto. El objetivo, claro, es que la gente repita. Como dice el propio Roberto, su experiencia como hostelero no era grande, pero como cliente sí, y sabe qué es lo que el cliente busca.

Y como no podía ser de otro modo en el caso de Roberto Carretero, #TheVar es además un lugar en el que se puede disfrutar con el deporte. Muchos de los recuerdos conseguidos a lo largo de muchos años de relación con los grandes del deporte español, profesional y personal, decoran The VAR hasta el mundo de que es un no muy pequeño museo del deporte. Raquetas, zapatillas y otros recuerdos de Rafael Nadal, de Carlos Moyá, de David Ferrer, de Albert Costa, de Feliciano López y fuera del mundo del tenis, de Carlos Coloma… Están además dispuestas de una forma muy original: en vitrinas empotradas en el techo. Y sin leyenda “para que la gente pregunte”, poco a poco se vayan enterando y puedas siempre encontrar una sorpresa. No es raro pues acercarse a #TheVar y encontrar a la clientela mirando hacia arriba.

El museo va creciendo porque los amigos y ahora clientes de Roberto le van aportando material. Porque entre los visitantes de #TheVar hay no pocos grandes del deporte. Manolo Santana, Gastón Gaudio, Albert Costa, Galo Blanco, Ronaldo Nazario, Roberto Carlos… Este, de hecho, comentó una visita a The Var con un comentario en redes sociales: “Este VAR sí funciona”. Como dice Roberto, “son amigos, además les das bien de comer, y haces que se sientan como en casa”.

“Saber de hostelería es saber de grupos, saber de la vida”. Roberto Carretero se erige en primer cliente de su propio local y desde ese puesto dirige a un equipo en el que tiene la absoluta confianza que un profesional del deporte tiene en quien le acompaña, para volcarla en sus visitantes. Roberto pasa muchas horas en el local, porque le encanta el trato personal y hacer amigos entre quienes acuden a su local. “Lo más, importante, que la gente esté a gusto”.

La calidad humana se quiere que sea de la misma calidad que los productos que se emplean en una carta, como señala Roberto, tradicional. Se pueden encontrar en ella alcachofas en flor a la parrilla, huevos rotos con bogavante o jamón ibérico, bravas de toda la vida, tempura de verduras con gambas, bacalao, merluza, crujiente de langostinos, gambas rojas, langostas, ostras… En fin, todo lo que se puede pedir a una cervecería y marisquería en la que el retorno del cliente es el gran objetivo. Como recalca Roberto, también la cantidad es importante.

#TheVar aspira pues a convertirse en un lugar en el que todo el mundo se sienta a gusto y, especialmente, la gente del deporte por ser el proyecto de un deportista. Un Roberto Carretero que prácticamente residía en él durante las últimas fases de las obras de apertura está también presente en el local y el tópico de tratar como amigos a los clientes aquí es muy real porque se trata de hacer amigos entre los clientes. Carta, museo del deporte y sobre todo, comodidad y sentirse como en casa son los pilares de #TheVar. Un ‘Var’ sobre el que, como dice Roberto Carlos, no hay ninguna duda: siempre exquisito.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista de Tenis Grand Slam. Noticias de Tenis. está a prueba de Stephen Fry gracias a la caché de WP Super Cache