La tragicomedia griega de Tsitsipas en el Us Open

By on 5 septiembre, 2020

Pongámonos en situación para entender lo vivido la pasada madrugada en el Us Open, tercera ronda en la Louis Armstrong Stadium 2:21 de la madrugada en España, se enfrentan: Stéfanos Tsitsipas (6 del mundo , semifinalistas de Cincinnati y máximo favorito para ganar el Us Open) y en frente de la red está la eterna promesa croata, Borna Coric (32 del mundo, que había dado positivo por Covid-19 durante el Adria Tour, venía de perder en segunda ronda en Cincinnati y de ganar a Lóndero en otro partido maratoniano) sobre el papel parecía un partido de trámite para Tsitsipas.

El partido lo seguimos con los compañeros de Eurosport, Paco Trapero y Fernando Murciego y con la famila de Twitter comentando el partido. En el primer acto todo transcurrió con mucha igualdad llegando al tie-break donde la calidad de Stefanos fue superior, llevándose el set con un 7-2 en el desempate final, poco se esperaba de Coric.

En el segundo acto, Coric fue más combativo y aprovecho el despisté en el servicio del jugador griego tirando más de orgullo que de juego y ya se comentaba de quién se subía al barco de Coric para zarpar hacia la victoria.

En el tercer acto, Tsitsipas tiro de experiencia y le devolvió el 6-4 del segundo set, ya las esperanzas y la confianza depositadas en Coric se esfumaban.

Y llegó el cuarto acto donde el drama y la heroica cambia el rumbo de la historia argumental de Tsitsipas, todo transcurría bajo un guión donde Coric ya se veía en el vestuario y saliendo de la burbuja de Manhattan y pensado en la tierra prometida de Roma y Roland Garros y con un el 5-1 Tsitsipas nadie pensaba lo que iba a suceder. Coric como «Caballo de Troya» empezaba a defender bola de partido tras otra, 40-0 al servicio de Tsitsipas así un total hasta seis bolas de partido salvó.

Y antes de empezar el acto final entró en escena el actor secundario «El Padre» Apostolos Tsitsipas con actuación estelar en la grada y gritos de lamentación de su hijo.

La escena final concluyó, después de 4 horas 38 minutos las 7:15 de la mañana en España, Coric venció a Tsitsipas por 6-7, 6-4, 4-6, 7-5 y 7-6 a favor del jugador croata de 23 años que acabo exhauto.

La moraleja es que todavía le falta a Stéfanos Tsitsipas mentalidad para entrar en el «Olimpo de los Dioses» de un Grand Slam.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *