La juventud se cita en la final femenina del US Open 2021

By on 11 septiembre, 2021

La británica Emma Raducanu de 18 años y la canadiense Leylah Fernández de 19 años se citan este sábado en la final en el Arthur Ashe Stadium, ambas jugadoras han tenido vidas paralelas en el US Open, haciendo vibrar al público ausente en la edición pasada, en busca de su primer título de Grand Slam después de sorprender y hacer historia en el torneo será la final más joven del US Open desde 1999 cuando Serena Williams derrotó a Martina Hingis.

Una final muy Internacional Raducanu es hija de padre rumano y madre china, y Fernández es hija de madre canadiense-filipina y padre ecuatoriano país que están siguiendo con intensidad a las dos jugadoras.

Fernández que empezaba en el puesto 73 del ránking, en su quinta participación en un Grand Slam, ha sorprendido por su nivel de juego y su garra en pista, ha tenido un camino más rocoso para alcanzar la final venciendo a dos ex campeonas del US Open, Naomi Osaka 3 ránking WTA y la número 17, Angelique Kerber, además de derrotar a la 5 de ránking Elina Svitolina, en semifinales se impuso a la número 2 del Ránking Aryna Sabalenka.

Después de su victoria en las semifinales, Fernández describió su experiencia en el US Open como «mágica».
“Me estoy divirtiendo, tratando de producir algo para que el público disfrute. Me alegro de que sea lo que sea que esté haciendo en la cancha, a los fanáticos les encanta y a mí también. Diré que es magia «.

Fernández quiere tomar el relevo de Bianca Andreescu canadiense que ganó el título en el 2019.

Raducanu situada en el puesto 150 del ranking mundial, tuvo que jugar la fase previa para entrar en el cuadro principal del torneo. Fue la primera jugadora de la previa en llegar a la final  del US Open en solo su segunda aparición en un torneo Grand Slam sin conceder un set en este camino venció a dos de las 20 mejores jugadoras del ranking WTA,  la 18 del mundo  Sakkari en semifinales y Belinda Bencic reciente campeona olímpica y que es la 12 del ránking
La británica se convierte en la finalista de Grand Slam más joven desde que Maria Sharapova ganó Wimbledon en 2004. Su objetivo es convertirse en la primera mujer británica en ganar un Grand Slam desde que Virginia Wade ganó Wimbledon en 1977.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *