Anuncio cabecera Longines

Argentina conquistó lo que su tradición merecía

By on 29 noviembre, 2016

argentina-campeona-copa-davis celebra en la pista

No es cierto que el deporte “deba” cosas. Pero sí que Argentina ha ganado con toda justicia la Copa Davis 2016. Con toda justicia porque el tenis es un deporte muy justo y Argentina ha sido, sin duda, el mejor este año.

Y precisamente esa justicia se ve demostrada por el hecho de que Juan Martín del Potro haya sido el gran protagonista de la victoria: volver de una lesión que pudo acabar con su carrera, ganar mil puestos ATP, ganar títulos y acabar siendo capital en el primer triunfo de su país demuestra que en el tenis, quien es realmente grande, sabe como hacerse su hueco.

Con todo, una Copa Davis no se gana solo. Cada edición arroja además de un campeón un héroe que muchas veces suele ser uno de los jornaleros del tenis. Esta vez ha sido Delbonis.

El tenis no tenía deudas con Argentina, repetimos, pero al fin el país austral ha conquistado lo que su tradición merecía. Felicidades.

Así lo vivieron periodistas argentinos:

Guillermo Salatino

Una felicidad única. Nunca lo sentí así.

Sebastian Fest

Felicidad. El tenis, además de con mi vida personal, tiene mucho que ver con mi vida profesional. Hoy se unieron ambas, y la emoción fue enorme.

 

Eduardo Puppo

Por mi concepción de ‘periodista de investigación e historia’, además de lo cotidiano, todo logro que deje una marca en el camino del tenis me emociona. Por cómo venían nuestros últimos años, pensé que sería muy complejo tener un par de jugadores capaces de traccionar a un equipo hasta el título. Pero, por suerte, me equivoqué y hoy se salda una deuda con el deporte argentino que fue esquiva durante noventa y tres años. Ya queda muy poco por completar, pero la Copa Davis, por su caracter de conjunto, era la más enmarañada. Siento felicidad y agradecimiento a mi profesión por permitirme ser testigo.

Enrique Cano

Obtener la Copa Davis significa demasiado para la Argentina. Emoción, historia, ilusiones, frustración y futuro. La Copa Davis faltaba en las vitrinas del tenis argentino, grandes jugadores jugaron juntos, pero no unidos y se quedaron en el medio. En esta temporada, jugando de visitantes todo el año, hubo unidad entre jugadores que estaban más allá del puesto 30 y con una diferencia, tenían hambre de gloria.
La ensaladera ya viaja a la Argentina y le dibuja una gran sonrisa al tenis argentino, pero también le agrega un signo de interrogación a su futuro.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista de Tenis Grand Slam. Noticias de Tenis. pasaría la prueba de Stephen Fry gracias al almacenamiento en caché de WP Super Cache